Voces  de  Ḥaketía

Website Designed by Alicia (Elise) Sisso Raz © 2010 All rights reserved.
Opinions expressed by contributors and commentators do not reflect the views of Voces de Haketia editor.
Voces de Haketia and its owner bear no responsibility for the accuracy of the participant's articles, comments, etc.,  and will bear no legal liability for discussion results.

This page was last updated: August 1, 2015
 ​Para enviar vuestros escritos etc., cliquea: alicia@vocesdehaketia.com 
Glosario y reglas de grafía y de pronunciación  están en la fondina del relato  
Muestra audio-visual de la pronunciación en:  You Tube 
≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈
                                 Mirar qué hazer (para escucharlo en You Tube)
           La descansada de mi abuela, Sol Bergél, era una alma del Dio, y un dursor y una noblezza en ella, oĵo no vió tal. Menudita era, dadivozza, ḥnina, y su jial –luz del día. Nonbalde que dezde el momento que mi abuela empushaba la puerta y pizzaba la 'atsba de muestra cazza, mi corasson saltaba de la alegría. Ya lo supíamos que con ella, llegaron los días consolozzos del Mashíaḥ. A immá cuanto mos fesheaba de ello...Ma tamién siempre mos dezía: "Con gracia mi wueno, con gracia y con derej-erés". Eso pamorde que en muestra cazza, era muy importante hazerlo todo con gracia y mantenerse uno con derej-erés.  
       Wa venía mi padre, y muy dezgustado la dezía: A qué es esto ferazmal, wa deshate de tanto feshush; no los feshees tanto, mira que los vas a estropear; que ya lo disheron muestros ḥajamím: “ḥoséj shivtó soné benó”, za'ama, el quien que no da ḥarbonás a sus hiĵos, es pamorde que no los ama! Wa venía mi abuela y le dezía que ya se la voló el meollo con ese refrán talmudicó de boberías jardueadas: “Ewa, a jlás, a quitar todo si con palisas se ‘adlea ḥaĵa. Wa no miraron muestros ḥajamím algo otro que hazer y en que jammear? Wa si en esto se quedaron, no quede nada de esa ḥojmá de ellos (exp.)! Al contrario, le dezía ella, él quien ama a sus hiĵos, lo mostrá con feshush namás”! ​

       Por eso, mi abuela nuncua le deshó a muestro padre a castigarmos, y siempre se aparaba con mozotros, que ansí se aparen con vozotros y mozotros los saddikim (exp.)... Cuando mi padre mos quería dar una treshita por cualquier ‘amla que hizimos, corríamos volando a las puertas de luz (exp.); mos metíamos entre los plisados de su saya, y mos coĝíamos ferte de sus piernas. “A wilí wilí, a que este castiguerio inglés kefseado! ¿A no mirates sobre quién caer? ¡Wa vaí vaí, vaí y mira que hazer…”! Ansina le dezía a mi padre, y ella menudita y mi padre, la cabesera de la cazza y bien alto... Ma, mi padre la quería muncho y no se coĝía con ella (exp.) por hablarle ansina.  
Y mozotros…en ese escondiĵo mos quedabamós ḥatta que ella 'adleaba ḥaĵá con mi padre. ‘Ad soltabamos sus amargas piernas y su saya, y salíamos al ‘olam 

        Mi abuela llegaba de viĵita a muestra cazza cargada con alcofas llenas de ḥaĵitas endiamantadas, ansí lo tengís de endiamantado: pa mozotros una sajtal-la de 
Mi abuela Sol Bergél z"l en luto por el fallecimiento de mi abuelo, Carlos (Shalom) Bergél z"l, Marruecos, 1943
Sol Bergél z"l, al llegar a Israel, 1949
 ḥaĵitas, y lo más sabrozzo eran unos confites de los puños que se mekneaban en las fiestas y las alegrías, alegre lo vivís siempre (exp.). Ella ḥaddeaba los puños y mos los daba, pa que tengamos un wuen mazzal. Y de esas alcofas que parecían sin fondo, sacaba mi abuela pa mi madre shartulitos de hierbabuena y verbena; frasquitos y alqazdires mesjeados llenos de especias y de letuarios; pipas pa qasrear discués de la adafina del Sabbad; poleo pa hazer la poleada; y sobraĵas de pan seco pa hazer el Alkoshor… A mi padre, le traía, sin faltar nuncua, un ma’ase que se hadreó de ello en la eznoga cabe su cazza, y una redoma de aguardiente.         
Mi abuela y tios de pie, mis padres sentados con los miz hermanos y mis primos alderredor. Israel, 1950
        “A weuno está mammá de cargarte con todo este ‘olam pezzado; ¡Ma si es que lo tenemos todo en muesra kaisería aquí, al.lado; ay ferazmal, si eres el colmo”! Ansí la dezía mi madre. Mi abuela se sonreía, “wa wueno, wa weno está, ¿A ma gran cozza es esto…si es que no pezza nada, nada; a nada no pezza”.

​      A immá como mi abuela Sol la descansada supía amenĵurar todo los dolores y las kaĥrás con esa mano de refuá que tenía. !Pa dolor de meollera: arrebosar la frente con una meḥermá rossheada con vinagre; pa animar los dezanimadós: bezzos, abrasos, cantares y romances, y nannearmos en su halda; pa dolor de la barriga: sobarla con aguardiente; pa dolor de muela: una copita de aguardiente; y pa tener el jatar de comer: aguardiente 'awed; wa claro! (esta melezina sabrozza, era pa los mayores namás)... 
       Lo que más la plazía era el “mirar que hazer” el día entero (exp.), la dereches y la ĵustedad: za’ama, poner cada cozza en su lugar y cada uno y lo que le merece. Y más de todo la plazía la eznoga en el día de Sabbád. Todos mozotros íbamos con ella; chiquitos y mayorcitos, aun los hiĵos de muestros vezinos se aĵuntaban tamién, pamorde que todos la querían y la hazían suab.

  Nuncua oí a mi abuela dezir “me vaya kappará”; esas palabras no la gustaban. Igual, mi abuela Sol odiaba las falsías, el ḥazembátalar, el dezorden, los pontones, y los dishos y mishos de la ĝente. “Wa él que oye, su mal oye” (exp.), meḥeaba la voz de los chizmozzos. Ma, más que todo no qemeaba, ni el golor si quiera, de las brushas mal.logradas; esas 'aishas kandishas que qaileaban en los boshques y hazían maldades pretas a los niños y niñas. 
     Wa halaquí la hora de las conseĵas, y mi abuela siempre mos demandaba sonriendo, "?Y que vos contaré luz de mi alma; el cuento de pan y pimiento y del rábano tuerto…?" Sí, sí ese; ese abuelita, ese y no otro", gritabamós muy alegres, pamorde que jammeabamos que ansina se llama una conseĵa endiamantada. 'Ad empesaba ella con-- “Esto era ser que se era” (exp), ma nuncua llego a contarmos la conseĵa del ... rábano tuerto. Y yo, con esa esperansa de oyer el ‘cuento del pan y pimiento y del rábano tuerto’ me quedí munchos años, ḥatta que me fetneí que ni es el nombre de ninguna conseĵa, ni de ningún ma’ase.   

    Me da muncha manzía por no poder acodrarme filo por aguĵa (exp.) de todas esas conseĵas endiamantadas, que mi abuela contaba con muncho dursor. Daca y veré; una era sobre el Gatito con los sherbiles, otra de Blanca nieve, los siete nanitos y la mal.lograda de su madrastra, y otra sobre una brusha dezgraciada, la que quiĵó empushar a dos niñitos en el forno, wo se haga por ella y por su amo y  dueño.  
Mi abuela Sol z"l con mis hermanos y
 prima,1958
  Glosario

a- iniciativa para mover el discurso o la acción; intensificadora de lo que sigue.
A quitar todo - expresión de ironía: como si fuera que con eso se solucionó todo
acodroy – recuerdo
'ad - por fin, entonces
'adlear - arreglar
Adafina – guisado tradicional para el almuerzo del sábado. Se prepara desde el viernes por la tarde 
'aĵeb - s.e.c.-- sorprendente 
vivís- bendición--deseando vida alegre que lo viváis con alegríaon alegria
Al.lah ba’ada - Dios, que bueno está todo (del árabe) 
alcofa – cesta, canasta
alkazdir- lata, bota, tarro
Alkoshor - guisado de pan seco y especias
amargo - pobrecito
amenĵurar - curar
'amlas - faena, mala jugada, acción atrevida, barbaridad
aparar- proteger, respaldar  
aprestar la veluntad - exp. - resolver el problema
arrebosar - rebozar, liar
arrevoltina – desorden, confusión
‘atarsha - malvarrosa
'atsba – umbral
au - o
'audeaba - repetía
ba'ada - entonces, por fin
berajjá - bendición
brushas – brujas
cabe - cerquito a...
callades – silencio
castiguerio inglés - disciplina exagerada
Con su pan lo coma y con su agua lo beba – (maldición) - Que todas las maldiciones caigan sobre esa persona
conseĵas – cuentos (=ma’ase – cuento, generalmente biblibo.  hebreo)
consolozzo – deseable
demandaba - preguntaba
dereches - lo recto, lo justo
derej-erés - buenas maneras
deshaba - dejaba
dishos y mishos – chismes, habladurías
empushaba - empujaba
envibdó – enviudo
eĵmil -orgullo, postín
El que oye, su mal oye –(exp.) Mejor no enterarse en las habladurías de la gente 
  enterar 
El 'olam pasaritos - (exp.) - persoa optimista.  s.e.c.: mundo ideal
enfechizar - hechizar; cautivar e lalma
escodíar – servir la comida
escondida – de la expresión-‘ Tira la piedra y esconde la mano’—significa  
  hipocresía, deshonestidad
escondiĵo - escondrijo 
escuentra- a espalda de , sin saberlo
Esto era ser que se era—expresión usada para iniciar un cuento
eznoga - sinagoga
falsías - mentiras
fazían; hazían - hacían
fetnear - dar cuenta
Filo por aguĵa - (exp.) hilo por aguja = en detalles
feshush – mimos
ḥaddear- s.e.c.-preservar. 2. proteger; cuidar
ḥaĵa - según el contexto: negocio, varias cosas
ḥaĵitas - dulces
ḥajamim – sabios
ḥarboná - paliza
ḥatta - hasta
ḥazembátalar- indolencia
jazoncito - intimo
huerco – angel de la muerte
ḥnina - cariñosa, dulce
immá - madre mía (a immá - ay madre mía)
jammeano - pensando
jatar- ganas
jemar - corona que se coloca a las novias
jial - cara
kahras - angustia, pena, problema
kaisería - zoco
legaron – llegaron
ma - pero (del italiano)
ma'asé – cuento
mala – s.e.c.: persona maldita 
mal.logradas - canalla, miserable 
manzía - pena
Mashíaḥ - mesías
meknear - dar
melezina - medicina, remedio, cura
mesjeado - chico
menodrú - con razón
meollera – cabeza
mirar que hazer - (exp.) –buscarse cualquier ocupación, y no gastar el tiempo
namás - nada más
nonbalde – con razón 
No mirates sobre quien caer – (exp.) no se te ocurrió nada más que esta persona 
  para hacer tal?
No quede nada- expresión de burla 
'olam - mundo.  S.E.C - barbaridad.  
pa- para
pelishcos - pellizcos
pezza - pesa
pontón - objeto que estorba
pretas - malas, horrible
qadee – acabe
qailear – permanecer, pasar el tiempo
redoma - botella
refuá - cura, remedio
sabbad / Shabbat - sábado  (en Tetuán se pronunciaba: sabbad)
saddikim – los santos
segundabamós – respondíamos
selquear - soltar
shaurear - consultar
shartules - manojos
sherbiles – zapatillas
sobraĵas - lo que sobra, restos
Soltar los huesos- relajarse (exp.)
suab - cortesía, respeto
trocar - cambiar a lo peor
volar el meollo - marear la cabeza (exp.)
waḥlás - problemas, dificultades
wa; güa- pues
wilí – ay qué pena, exclamación de dolor; de angustia.
za’af – enojo, rabia
za'ama - como si, es decir

*La pronunciación de la ḥaketía:
En general, la pronunciación es como el castellano moderno, con las siguientes excepciones:
El ceceo no existe en la ḥaketía 
La pronunciación de las consonantes en palabras derivadas del hebreo y del árabe siguen la pronunciación de estas lenguas.
En ḥaketía, la "s" al final de la palabra seguida con un vocal, una ‘’h’’ española, o una consonante sonora: "b"; "d"; "g"; "l"; "m"; "n"; "r"; "v", se pronuncia como "z" francesa (zéro)  

Los sonidos específicos de la ḥaketía, diferente del castellano son:
Ĝĝ - Antes de "i" o "e" se pronuncia como "j" francesa (jour).
gh - Se pronuncia como una "r" gutural francesa (rue), o una "غ" árabe.
Ĥĥ Se pronuncia como una "h" aspirada inglesa (home).
Ḥḥ Se pronuncia como una "ח" hebrea o “ح” árabe (חכם). El sonido es parecido a la "jota" castellana, pero el aire pasa a través de la parte profunda de la laringe. 
Ĵĵ Se pronuncia como "j" francesa (jour)
k - Se pronuncia como en "karate". Se utiliza únicamente en palabras de origen hebreo o árabe. 
l.l o ŀl - "l" geminada, acentuada, como en Español "al lado".
Qq -  Palabras de origen árabe (menos en hebreo) se distinguen por la ausencia de la "u" después del "q" para señalar el sonido gutural (uvular, "ق" árabe), como en las palabras "qailear, qadear" 
Sh/sh - Se pronuncia como la “ch” francesa y la "x" arcaica española. (chemise). Para la geminada  utilizaremos "ssh"
γ - o- ‛ Como "ע" hebrea o "ع" árabe (עולם-- ‛olam; za‛ama). Un sonido laríngeo.  
Zz - Se pronuncia como la "z" francesa (zéro). En palabras de origen árabe o hebreo que se escriben con "zayin" y también en palabras asimiladas en ḥaketía: "caza, meza, camiza".
zz, ss, dd, etc. - Letras dobles indican una pronunciación acentuada.

*Diccionarios:
Bendayan de Bendelac, Alegria. Diccionario del Judeoespañol de los Sefardíes del 
  Norte de Marruecos.
Benharroch, B. Isaac. Diccionario de Haquetía.
Benoliel, Jose. Dialecto Judeo-Hispanico-Marroqui o Ḥakitia. 
*Y más de lo que se hablaba en mi cazza... 

© 2011 Alicia Sisso Raz 


       Una conseĵa que no vino en libros (exp.) era sobre un ratoncito mesquin que se cayó, amargo él, en una olla de sopa. Esa conseĵa mos gustaba muncho. Ma mirái el ‘aĵeb, que el penserio de ese ratoncito, qaileando en la olla de sopa, ni pasaba nuncua por mi cabesa cuando mi madre mos escodiaba platos de sopa. Yo, ba’ada comía la sopa con muncho gozzo, y sin jammear en ratoncitos. 

      Wa no quede nada (exp.) de las conseĵas de hoy. Estas conseĵas hazen el ‘olam pasharitos (exp.); ni hay brushas, ni madrastras, ni ratones en ollas de sopa. Este trocamiento pasó por shaurearse demaziado con la psicoloĝía. Ma yo lo digoy, que estas conseĵas que hazen el ‘olam pasharitos, sin todo ese vaivén de ‘amlás pretas que luego se los aprestan la voluntad (exp.), se escribieron ansina por no saber que las abuelas, y más de todas, wa claro, una abuela ḥnina y durse como la mía, lo endursen todo, aun ratoncitos en la sopa… 

        Cuando mi abuela la descansada mos contaba esas conseĵas, y mozotros apañaditos a su alderredor y los más chiquitos en su halda, wo por las baldiciones que echaba ensima de las meolleras de las mal.logradas de las brushas. Al final de las conseĵas, siempre mos demandaba: ¿"Y la brusha se murió"? Mi madre siempre se sonreía en este momento, pamorde que mi abuela lo demandaba con muncha sinceridad, como si fera de verdad. Todos mozotros la segundabamos con gritos de alegría, "Sí abuelita, sí, la brusha murió"! 'Ad ella pizzoteaba con ferza el suelo y dezía con muncho plazer "bien hecho, bien hecho; con su pan lo coma y con su agua lo beba (exp.), y que ansina mizmo se qadee todo lo feo y todo lo malo en el ‘olam”! ¡ !  

© 2011 Alicia Sisso Raz
      Todos mozotros eramos enfechizados con sus conseĵas y sus ma’ases. Wa cuando en hora wuena llegaba la noche, y al.lah ba’ada (exp.) que ‘ad se soltaban los huesos (exp.) de todo ese “mirar que hazer” el día entero (exp.), mos apañabamós en un rincon jazoncito, y mos asentabamos con mi abuela Sol. Ma la waḥlá grande era que cada uno de mozotros quiĵo asentarse apegado a ella. Ma, mi abuela, igual como se crearon las cozzas en el ‘olam, tuvó dos lados namás, y mozotros 8 hermanas y hermanos. Wa vaya los pelishcos y los empushos que dabamós uno a otro pa quedar cabe ella... Empushabamos con muestros hombros, con las manos, y con los pies. Y todo este tirar, y pelishcar, y empushar se hazía en callades, con la mano escondida (exp.) y con una cara inocente y serena de ángel, pa que mi abuela no se fetnee de muestro za’af y de la arrevoltina que se está pasando escuentra de su espalda. Ma en esas vezes que mi abuela se fetneaba de muestras manos largas, mos meḥeaba con una mirada, y mos dezía: ‘wa mirí, mirí, y mirí, ma como este ‘olam nunca mirí!…Y con esas palabras se quedaba cada uno con lo que se le ketbeó... de la arrevoltina que se está pasando escuentra de su espalda. Ma en esas vezes que mi abuela se fetneaba de muestras manos largas, mos meḥeaba con una mirada, y mos dezía: ‘wa mirí, mirí, y mirí, ma como este ‘olam nunca mirí!…Y con esas palabras se quedaba cada uno con lo que se le ketbeó...  
     Mi abuela Sol z"l, 1979